TERCERA PARTE Ho' oponopono y las Emociones

Ho' oponopono mueve emociones.

 

De jovencita me hicieron un electroencefalograma para descartar una enfermedad donde me dijeron, no hay nada  pero tienes “Neurosis Fóbica” y ¿eso que es? a lo cual recuerdo la respuesta: "miedo a todo". Es muy común en esta sociedad tener fobias pero yo no he tomado conciencia de esto hasta ya mayorcita. Hago hincapié en que tomar conciencia no es sinónimo de saber, es decir, yo puedo saber y recordar lo que me dijeron pero eso no significa que haya tomado conciencia.

Ho’ hoponopono me está ayudando a darme cuenta de eso moviendo emociones de las que normalmente solemos huir inconscientemente y con eso nos impedimos superar lo que tenemos que superar, borrar, sanar o limpiar, se puede llamar como cada uno le resuene más.

Memorias generadas en nuestra propia vida, de otras vidas, memorias heredadas de nuestros ancestros y de la sociedad, memorias colectivas. Programas del inconsciente que actúan por nosotros y somos como robots guiados por esos programas (95 % aproximadamente según la información que encuentres).

Ho’ oponopono una técnica fantástica para mi gusto, sencilla pero llena de sabiduría y de paz que observo por mi experiencia, como va gestionando y solucionando temas emocionales que después se reflejan materialmente en nuestra vida. 

Me hace ver que conforme voy tomando conciencia de unas, van apareciendo otras y así sucesivamente. Puedes despistarte y no darte cuenta de lo que se te está removiendo para que puedas ver lo que tienes dentro creyendo que estas teniendo "mala suerte" (por decirlo de alguna forma)… pensar ¿Qué me pasa? ¿Por qué me pasa esto si se supone que estoy borrando memorias?  Sin caer en la cuenta de que eso nuevo que estás sintiendo y viviendo es también el fruto de más memorias. Yo me sorprendo de la cantidad de emociones = memorias  que van surgiendo y sacarlas a la luz es la oportunidad de sanarlas por lo que, muchas traerán a tu vida personas, palabras, opiniones, juicios, gestos, cosas, circunstancias,  lo que sea para que las veas.

Centrarse en lo que uno siente es imprescindible, si me enfado con el exterior, la persona, cosa, etc… me estoy dejando llevar por esa memoria y así no podré superarla sino que me domina. Al principio caes… es el hábito pero después puedes darte cuenta de ello y utilizar Ho’ oponopono.

Cuando vas sacando emociones a la luz para que te des cuenta y pidas que se sane, entra un proceso en el cual hay que saber pasar los momentos neutros o pasivos en los que parece que no ocurre nada, hay que seguir. Las cosas se tienen que poner en su sitio y cuando menos te lo esperas aparece algo. 

A veces te das cuenta que has superado una emoción porque lo que atraes así te lo hace ver.

Hay momentos en los que de repente se siente paz, calma y observas que algo ha cambiado…

La repetición de las palabras que podría ser simplemente un “Gracias”, lo que está ocurriendo además de no dejarte llevar por la corriente de los pensamientos que provienen de las memorias y poder estar en estado neutro... es que estas aceptando lo que sientes en el momento presente,  si te gusta o no te gusta, la percepción que estás teniendo, el juicio que estás haciendo de lo que ves u oyes…, al aceptarlo la emoción de disgusto, enfado, ira, rabia, aburrimiento, apatía, soledad, desconsuelo, perdición, lo que sea…, se va.


Pequeño inciso

Hago siempre referencia a emociones dolorosas porque las que no lo son evidentemente no nos afecta en nuestra vida y no nos plantearíamos cambiar lo que sentimos, pero si haría una diferenciación de que  estar feliz (hay diferentes formas de interpretar la felicidad) para mí no es sinónimo de ser conscientes de la verdad que hay dentro de nosotros o lo que llaman estar despiertos pues podemos estar distraídos por el ego en la sensación de felicidad dependiente y apegada a hábitos, cosas, personas… que creemos que necesitamos.

Yo asemejaría más la verdadera felicidad con un estado de paz sin dependencia de nadie ni de nada externo a mí.


Ho’ oponopono consigue que vayas observando esas emociones desagradables , vivencias repetidas que no deseas o que simplemente no consigues lo que deseas, empiezas a plantearte que está sucediéndote  y  si consigues dejar de creer que el sufrimiento es normal…, entonces evidentemente verás que algo pasa en ti para que sufras, para que tengas sentimientos  y emociones que te están haciendo sufrir o estés viviendo situaciones que te hacen sufrir  y por supuesto, tienes que haberte “cansado de sufrir.


Otro inciso

Sentir dolor es humano, forma parte de nuestra experiencia humana pero el sufrimiento es el dolor prolongado y muchas veces innecesario.


Hay una parte de nuestra mente que al querer controlarlo y saberlo todo nos impide relajarnos, confiar y  tener certeza de que hay algo que nos creó a nosotros junto con toda esta existencia  que sabe que es lo correcto y perfecto para todos y para todo.

Practicando  Ho’ oponopono  ocurre también que al fluir lo que te llega no es precisamente lo que tu podías haber pensado e imaginado, eso que habrías podido creer que era lo mejor para ti. Cuando aceptas vivirlo comprendes que eso era lo que realmente necesitabas.

La vida en realidad no para de ponernos por delante lo que necesitamos aprender y que nosotros no vemos, es como un constante  “No te enteras de nada!, a ver si con esta te espabilas” poniéndote cada vez cosas más fuertes.

En resumen, Tenemos una mente con memorias = programas inconscientes que nos generan pensamientos enfrentados que a su vez nos están creando Incoherencias emocionales y en consecuencia, sufrimientos a nivel emocional y muchas veces somatizados en el cuerpo físico a través de síntomas, accidentes, enfermedades...

En general, tenemos CONFLICTOS  internos que se manifiestan externamente y Ho’ oponopono sirve para resolver conflictos siguiendo la ley del menor esfuerzo.