Tener dependencia es peor que estar solo

Tener dependencia sentimental/emocional puede ser peor que estar solo y te darás cuenta cuando no seas correspondido por la persona que deseas. Al igual que estar apegado en exceso a alguien que nunca te dará lo que le pides o reclamas, será un nido de sufrimiento.

Estar esperando una palabra de alago, una dosis de atención, un regalo, una visita, una invitación… eso es peor que estar solo porque si no sucede nada de lo que esperas… estarás siempre sufriendo. En cambio a ti, en tu soledad física (pues ya se dice que no estamos solos…) no necesitas reclamarte nada más que tu propio cuidado y mirar lo que sientes. Escuchar tu corazón y tus sentimientos. Sentir tus emociones, aceptarlas y rendirte a ellas para que puedas sanarlas y así te dejaran tranquilo pues lo único que hacen es hablarte cada vez más fuerte para que te des cuenta de que están ahí por algo.

La felicidad no está en la necesidad de compartir con alguien algo, eso es sólo un aumento de ésta porque si no puedes compartir nada por no ser correspondido, entonces no sentirás esa felicidad y dependerás de que llegue alguien nuevo para sustituirle de forma que, estarás siempre buscando y si encuentras, estarás atado a la necesidad de que no se te escape. Eso es peor que estar solo.

La soledad puede resultarnos dolorosa porque se disfruta más en compañía y es bello compartir, nos gusta poder compartir…, pero, cuando esto no sucede, no sabemos estar con nuestro silencio y espacio sin depender de otros para sentirnos felices y crear nuestro propio ambiente confortable, la infelicidad está garantizada.

Siempre, o casi siempre, vemos la soledad desde el punto de vista del dolor y decimos “la soledad es mala”, por ejemplo. Pero si nos paramos detenidamente a reflexionar, podríamos darnos cuenta de que puede resultarnos triste sí, según qué momentos o algo dura pero y si, tamibén, nos preguntamos:

 ¿Para qué estoy solo?

¿No será una oportunidad para darme cuenta de algo sobre mí que no estoy viendo?

¿No tendré algún problema con… o según qué compañía y del que no tomo conciencia?

¿Qué parte de mi quiere estar solo…? (pueden ser memorias heredadas pero las llevamos con nosotros)

Esto se puede trasladar a cualquier tipo de apego donde no se consiga eso a lo que uno está apegado convirtiéndose en un sufrimiento.

El sufrimiento que puede generar la dependencia y el apego excesivo…, es peor que estar solo.