SUPERAR LOS MIEDOS y VIVIR por María José Cabanillas

“¿ Y si fracaso? ¿Qué pensarán de mí los demás? Qué humillación, y además se que sufriré, al fin y al cabo no estoy tan mal como estoy, hay personas que están peor que yo, ¿para qué arriesgarme? ...”

En Japón existe un tipo de árbol que se considera una obra de arte; y es simplemente un asesinato. Estos árboles tienen cuatrocientos, quinientos años de vida y doce centímetros de altura. Generaciones de jardineros han estado ocupándose de ellos. La técnica consiste en poner los árboles en una maceta sin fondo, de forma que puedan cortar continuamente sus raíces. No permiten que sus raíces lleguen a la Tierra. Y si no permites que las raíces profundicen en la Tierra, el árbol simplemente envejece, no crece. Es un fenómeno extraño el mirar este árbol. Parece muy viejo, pero solo ha envejecido, está viejo, pero no ha crecido, no se ha desarrollado. Nunca ha florecido, nunca ha dado fruto...realmente triste.

Todos tenemos miedos y esas frases del principio, con las que nuestro ego nos atormenta, las hemos escuchado todos y se sufre…pero tienes que ser consciente, que si escuchas este tipo de frases, respecto a alguna faceta de tu vida es que algo va mal, hay un anhelo de tu alma, de tu Ser, puedes huir de tu realidad y disfrazar tus problemas, no serás mejor ni peor por ello, pero la infelicidad te va a acompañar muy de cerca, por mucho que intentes evitarlo y una de las sensaciones más amargas que puede experimentar una persona, es esa desolación de mirar atrás y arrepentirse por lo no hecho, yo sinceramente, prefiero “meter la pata”, al fin y al cabo aprendemos errando.

Así que lo primero que has de hacer es aceptar tu miedo, no reprimirlo, ni dejar que sea un obstáculo, sigue adelante, a pesar de él, aunque sea temblando y apresúrate hacia lo desconocido
.
Cuando sentimos miedo nos quedamos paralizados y somos incapaces de perseguir nuestros sueños y decirle SÍ a la vida, porque decir NO puede costar esfuerzo, pero el Sí tampoco lo decimos fácilmente, estamos llenos de resistencias que nos limitan la vida... pero para desterrar los miedos solo hay una solución, emprender la acción, porque a la mente no la vas a convencer, así que olvídate de ella y actúa. Comienza tu camino a tu propio ritmo, cada persona vive unas circunstancias determinadas, se encuentra en una etapa diferente de su vida y en ocasiones, esa acción hay que hacerla sin movimientos bruscos, despacito, con calma, pero con constancia, y aunque sea una acción liviana, verás que bien te sientes…algo nuevo comienza para ti, BRAVO!!!

Porque hubo un tiempo, que quizás estabas perfectamente en la seguridad de la orilla, pero ahora te apetece adentrarte en ese mar desconocido, porque echas de menos una cosa...la aventura, en un principio te sigues quedando en la orilla discutiendo con tu mente, debatiendo, argumentando, debería, no debería, ese deambular reflexivo que te deja exhausto...el juego de la mente es una ilusión, libérate. Tienes que experimentar por ti mismo las cosas, descubrirlas…cuando lo hagas te darás cuenta que no era para tanto, que eran más que nada, miedos mentales y te sentirás feliz porque....

Viajar hacia lo desconocido es excitante. El corazón comienza a palpitar de nuevo; estás vivo, totalmente vivo. Cada fibra de tu ser está viva porque has aceptado el reto de lo desconocido, a partir de ahora habrá brillo en tus ojos y orgullo en tu voz…y en el camino también hay momentos de miedo, los hay, no tienes seguridad de que vayas a cumplir tu deseo, aunque cuando sigues tu sentir, es imposible el fracaso, quizás las cosas no ocurren como pensabas, serán mejores, quizás das un giro inesperado en el camino porque tu meta puede cambiar, tú puedes cambiar, fantástico: ¿Qué problema hay? Los que saben caminar hacen su camino…caminando.

Acción inspirada, esa es la clave, sigue tu sentir, actúa y borra en el camino, para que puertas que siempre estuvieron cerradas ahora puedan abrirse, adéntrate a experimentar la vida con un aliado infalible, la práctica de ho´oponopono y el dejar a la Divinidad que te vaya guiando, está atento a las señales. Cuando uno se sumerge en el camino de la magia, el primer acto es entregarse a un poder mayor y darse cuenta de lo protegidos que estamos.

También hay otro truco infalible para el miedo, el amor, la misma energía que estás utilizando para escuchar tus miedos y darles fuerza, la puedes usas para amar, pon más atención en el amor, primero en el amor hacia ti, luego hacia todo y todos, si en tu vida no hay amor tendrás miedo, si tu mayor problema es el miedo, mira a ver qué está ocurriendo…simplemente has cerrado las puertas al amor, abre esas puertas y poco a poco se irá apagando el sentimiento de terror.

Un solo cuadro con dos caras, la misma persona enfrentada a sus fantasmas y a sus deseos...haz uso de ese ímpetu inconformista que todos tenemos y atrévete a explorar el camino que tú decidas.

Y sigue tu camino bailando. Recuerda tan solo: lo que sientas que es bueno, es bueno, lo que sientas que es bello, es bello, y sea lo que sea que te haga alegre, feliz, es correcto. Deja que éste sea tu criterio de vida. No te preocupes por la opinión de los demás. Esta es tu piedra filosofal aquello que te haga feliz es correcto, la alegría es el termómetro de la verdad.

Nadie deja de llegar cuando de verdad se lo propone. Si sacas todo lo que tienes y caminas desde tu esencia divina, no desde el control de tu ego...¡Vas a llegar!

ESO O ALGO MEJOR...

Decidió caminar y que fueran sus pasos, sin marcarles un rumbo, quienes la condujeran...

 

M,josé Cabanillas
www.golosinasparaelalma.com