PRIMERA PARTE

 

Empezaré preguntándote como he escuchado decir al Dr. Ihaleakalá Hew Len

¿Crees que hay algo  que nos ha creado a nosotros, todas las formas de vida, el mundo y el universo?

¿Crees que tu eres parte de ese creador?

Para no enredarnos en descubrimientos científicos pues es inmensamente extenso, trabajoso y complejo, voy a procurar explicarlo lo más sencillo que se me ocurra.

 

 Imagínate que el universo está controlado por un gran ORDENADOR UNIVERSAL (LA GRAN MENTE=GRAN PROGRAMA). Imagina que lo que contiene a ese ordenador universal = gran mente, es lo que nosotros llamamos “EL TODO”, “DIOS”, “INTELIGENCIA DIVINA”…

Ese ordenador universal es el creador de todo el Universo, todos los seres que lo habitan incluido nosotros, por lo que nosotros existimos gracias a ese gran ordenador universal.

Nosotros los humanos estamos hechos a imagen y semejanza de ese gran ordenador universal (Gran mente), por lo que nosotros también tenemos esa mente.

Hay que saber que:

·         “NADA PUEDE EXISTIR SIN EL GRAN ORDENADOR UNIVERSAL

·         “LO CONTROLA Y LO SABE TODO”

·         “SABE LO QUE ES CORRECTO Y PERFECTO EN TODO Y PARA TODOS”

·         “NADA SE ESCAPA A EL”

Ahora, imagínate que en tu vida tienes permiso para funcionar “SOLO” con tu ordenador (tu mente =  tus programas) independientemente del ordenador universal aunque  “EL SI SABE LO QUE TU HACES”, decidiendo tu si te comunicas o no con él, si quieres consultarle o no, si quieres que sea él  el que actúe por ti o no. La conexión ya la tienes, has nacido de él, formas parte de él  pero “ERES LIBRE DE ELEGIR”.

Y creas o no en ese ordenador universal, te hayas olvidado de él o no, eso no quita que has sido creado por él. La verdad no deja de existir ni deja de ser verdad porque tú no la creas o la hayas olvidado. Esta forma de explicarlo pasado a información real se convierte en los grandes conocimientos que hemos olvidado y que ya están demostrados científicamente.

Ahora con nuestra individualidad, entra el poder de nuestros pensamientos que hay en nuestra mente, donde habrá que diferenciar (mas adelante) entre los pensamientos conscientes y los pensamientos inconscientes.

RESUMIENDO:

Yo soy creador al igual que el gran ordenador universal (Gran Mente = Gran Programa).

Pero yo puedo crear desde dos perspectivas:

1.       Desde mis pensamientos que vienen de  las memorias de mi mene (mi ordenador = mis programas) o

2.       Puedo crear desde mi conexión con el ordenador universal  (Gran Mente = Gran Programa) dejando que sea éste el que lo haga a través de mí.

Diferencia entre los programas de la gran mente que es el ordenador universal y mi mente que es mi ordenador con mis programas.

La gran mente tiene la información inicial y original de la existencia, información verdadera, clara, coherente, infinita y perfecta de todo lo que ha creado, de cómo funciona lo que ha creado y como gestionar lo que ha creado, GESTIONA A LA PERFECCIÓN SU CREACIÓN (naturaleza, universo... )

Mi mente (mi ordenador con mis programas) es el conjunto de mis programas, no solo el control de las funciones corporales... programas inconscientes de los cuales algunos son propios construidos con nuestras viviencias, educación, etc  y otros heredados de nuestros ancestros y de la sociedad (programas colectivos). De estos dependen nuestros pensamientos, sentimientos, emociones...

Por lo tanto:

 “EL ORDENADOR UNIVERSAL (GRAN MENTE = GRAN PROGRAMA) TIENE LA INFORMACIÓN CORRECTA Y PERFECTA PARA TODO 

UN EJEMPLO PRÁCTICO:

Imagínate que estas en una empresa donde tú tienes autonomía en tu trabajo y  manejo informático pero estás controlado por la sede central en otro lugar… da igual la distancia, da igual donde estés, da igual si conoces o no la sede central... ésta sabe lo que tú haces pero te deja a ti en tu trabajo porque habéis pactado un contrato donde, si lo deseas, tú tienes la capacidad de hacer lo que la sede hace pero en menor dimensión. Tú controlas tu dimensión y la sede controla la suya donde entras tu.

Cuando has aprendido correctamente, actúas correctamente, todo funciona correctamente, tus gestiones se hacen correctamente y la empresa funciona correctamente.

Pero cuando has aprendido erróneamente (por el motivo que sea… pues aquí ya está el kit de la cuestión y explicaciones extensas y complejas de nuestros aprendizajes, vivencias, creencias, etc)  puedes vivir problemas, dificultades, enfermedad (ej. estrés) las cosas no funcionan correctamente, etc.

¿Qué harías?

1.       ¿Pedirías ayuda al ordenador central que conoce todo sobre la empresa y sabe perfectamente lo que hay que hacer?

2.       ¿Seguirías sufriendo y teniendo problemas?

¿Cómo sabes que has aprendido erróneamente o que las cosas no funcionan  correctamente?

 Porque sufres enganchándote a los pensamientos y las emociones, por crear objetivos a los que te apegas y puede que no te des cuenta, que sea inconscientemente pero una señal es que no te sientes bien; porque te apegas a las personas y a las cosas, porque crees que estás solo, porque no ocurren las cosas de forma coherente, porque te enfermas y un largo etc.

Y porque crees que eres lo que piensas y lo que piensas viene de los programas que hay en tu ordenador = tu mente que aprendió erróneamente.

Entonces, ¿Qué hay que hacer primero o como hacer las cosas de forma correcta?

Para hacer las cosas correctas  primero habrá que corregir o borrar lo que se hizo incorrecto ¿verdad?

Cuando escribimos mal borramos y corregimos escribiendo lo correcto

Cuando pintamos mal, limpiamos y  corregimos pintando correctamente

Cuando nos equivocamos de camino, paramos, retrocedemos y cogemos el  camino correcto

Cuando enfermamos utilizamos medicamentos o técnicas para corregir la enfermedad y sanar…

Pues eso es lo que hace la técnica de Ho’ oponopono “BORRA”, “CORRIGE”, “SANA”.