EXTRACTO DEL ULTIMO CAPÍTULO DE MI LIBRO "HO´OPONOPONO PARA NIÑOS" : PAUTAS DE EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS por María José Cabanillas.

OS DEJO UN EXTRACTO DEL ULTIMO CAPÍTULO DE MI LIBRO "HO´OPONOPONO PARA NIÑOS" :

PAUTAS DE EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS.

Ya que en este libro el protagonista es el niño, en este capítulo te quiero trasmitir unas claves importantes a la hora de educar a los niños,

Conexión con tu niño interior

Cuando una persona está conectada con su niño interior es más fácil que entienda a los niños y goza de mayor espontaneidad en su comportamiento, también tiene más desarrollada su parte creativa y por supuesto está más en contacto con sus emociones. 
Todo ello contribuye a que le sea más fácil hacer una escucha constante no solo de sus propias emociones sino también de lo que al niño que tiene enfrente le está ocurriendo en cada momento, incluso en aquellas circunstancias en las que nos cuesta entenderles por su falta de lenguaje.
Si sabes cuidar a tu niño interior y estas conectado con él educarás mucho mejor a tus hijos

Dale mucho amor

La principal vitamina del niño es el amor y si no le amas no podrá amar. Cuando un niño recibe amor desde la infancia, dará amor cuando sea adulto. El amor es la mejor fuerza para la formación de su vida física y espiritual.
El niño siente el amor ya en el utero, igual que pueden sentir el rechazo. Nada más nacer es importante que el niño sienta el amor con miradas, caricias y también es muy importante el lenguaje, si nuestra forma de comunicarnos con los niños es amorosa y les proporcionamos con nuestras palabras el apoyo que necesitan poco a poco irán desarrollando un diálogo interno positivo que les será de gran utilidad en los momentos difíciles.
Si los niños se acostumbran a oir frases como; “tú puedes”, “tienes aptitudes y verás como lo resuelves”, cuando se encuentren con obstáculos en su vida oirán una vocecita dentro de ellos que les empujará a resolver sus problemas y conseguir aquello que quieren. 
Pero si al niño se le dice continuamente; “eres torpe”, “eres vago”, “no sabes hacer nada”…se lo acabará creyendo, y finalmente actuara como sus padres predecieron al dedicarle esas frases negativas.

Escucha emocional

Ayudar al niño a crecer implica respetar sus emociones, enseñarle a aceptarlas y saberlas expresar, esto no es signo de debilidad al contrario ayuda al niño a sentirse equilibrado y con armonía interior.
La escucha emocional nos ayuda a que el niño se sienta escuchado y comprendido, que conozca los sentimientos que le llevan a actuar de esa manera y sepa de qué forma puede expresar lo que siente, lo cual es clave para su desarrollo emocional.
La represión de los sentimientos termina generando tensión, ansiedad por no dar salida a la energía que nace de la emoción y con el tiempo esta represión puede traducirse en enfermedad.
Es un error enseñadle a los niños frases como; “los hombres no lloran”, inculcándoles que tienen que ser “fuertes” y no mostrar sus debilidades, esto en su vida adulta tendrá consecuencias al reprimir cualquier expresión de sus sentimientos, lo que creará problemas tanto física como psíquicamente.
Deja al niño que exprese sus emociones mostrándote comprensivo, expresa con tus palabras lo que el niño te está intentando decir, por ejemplo:
“Entiendo que en este momento estas triste y tienes motivos para sentirse así…”
“ Te has tenido que sentir mal cuando el profesor te ha gritado delante de toda la clase”
“ Yo también cuando estoy triste necesito llorar”
Expresas la emoción del niño poniéndole palabras y respetas lo que el niño siente, ellos necesitan que demos nombre a lo que están sintiendo, para que tengan la certeza de que les comprendemos, de esta forma los niños sienten alivio y consuelo porque se interpreta lo que están viviendo interiormente y se da nombre a sus emociones, de esta manera les enseñamos poco a poco a ser conscientes de lo que sienten y darse cuenta que al poder expresarlo se sienten mejor.

Tratar al niño con respeto

El niño es una persona no es alguien inferior por ser pequeño, y hay que respetar su Ser, por supuesto que los niños necesitan limites han de saber que hay cosas que se pueden hacer y otras no, pero también es necesario que respetes su esencia, educar es acompañar y guiar, no domesticar a los niños, quitándoles su creatividad, su inocencia y su sensibilidad.
No siempre es necesario decidle al niño lo que ha de hacer desde el poder de adulto porque le anulas si por ejemplo un niño hace las cosas con lentitud, es su esencia, respétale ,hay que aprender a respetar las diferencias, personalidad y carácter de cada niño. Los padres no pueden tratar que sus hijos sean iguales a ellos. Conocer a los niños tal cual son y quererlos por eso, ayudándolos a mejorar sus puntos débiles ya resaltar sus virtudes, ese es el deber de los padres 
Es necesario respetar la singularidad de cada niño y esto implica, entre otras cosas, que los adultos que le rodean, y especialmente los padres, sepan revisar las expectativas que tienen respecto a el niño, para discernir cuáles son acordes con su esencia y sus capacidades y cuáles tienen más que ver con lo que ellos desean o incluso hubieran querido para sí
Es fácil para el niño sentirse amado, cuando se le quiere simplemente por lo que es, no por lo que hace o deja de hacer, de esta forma el niño desarrolla una identidad auténtica, se reafirma como persona única, se quiere a si mimo y no tiene que ocultar nada porque se siente aceptado tal y como es.

M.JOSÉ CABANILAS

"Ho´oponopono para niños" (3ª edición) de Ed.Edaf, de venta en corte inglés, casa del libro, fnac, el jardin del libro etc 
Precio, 12 euros.
También disponible en algunos países de Latinoamérica; Chile, Colombia, México, en breve en Argentina.
Recordad que es un libro para adultos, no para niños, pero a través de unos cuentos muy especiales podéis enseñarle ho´oponopono a los niños.
Creo que es maravilloso que los más pequeños adquieran este hábito de practicar ho´oponopono,

MÁS INFORMACIÓN: www.golosinasparaelalma.com

un abrazo, M.JOSÉ CABANILLAS.