La vida sí te quiere bien

La vida es infinitamente generosa, siempre tiene tu sitio reservado, aunque creas que no lo tienes, es así para todos y para todo. Es infinitamente adaptable e inteligente. 

La vida es conciencia pura y tiene el poder de representar todas las escenas necesarias para muchos universos y los seres que lo habitan, así como responder a todas tus preguntas por más retorcidas o extrañas que éstas parezcan porque siempre te entiende y te lo mostrará de infinitas formas hasta que lo entiendas. Utilizará cualquier lenguaje que puedas reconocer si abres bien los ojos porque, en verdad, eres tú quien no la entiende a ella.

La vida tiene el poder de mostrar todo ante ti, constantemente, ya que no puede separarse de ti, nunca lo hizo porque sois la misma esencia aunque una parte de ti te quiera hacer creer que no es así.

Aún si creyeras que no se acuerda de ti porque te sientes como si no existieras, eso es sólo una percepción disfuncional debido a tus creencias. La verdadera causa es aquello que tanto te afectó, y hasta te traumatizó, porque fue desagradable e inesperado, o porque se repitió tanto en el tiempo que te lo creíste… Tal vez demasiada sensibilidad para una mundanidad tan inconsciente y cruel para muchos.

Si haces tus preguntas y confesiones de forma consciente, que te des cuenta porque estás presente…, podrás comprender esto y empezarás a agradecerle a la vida el cómo siempre te pone por delante lo que realmente necesitas para contestarte y que te veas, te guste o no te guste, e incluso si te molesta...

Tienes la capacidad de ver tus respuestas si te quitas la venda de tus ojos que está hecha de mentiras en apariencia de verdades porque así lo aprendiste, te lo creíste.

Atreverte a derrumbar ese castillo que creaste con tu venda puesta, y dejar en evidencia todas sus mentiras, será el mejor acto valiente que hagas contigo mismo y esa es la verdadera valentía.

"Cuando te despejes los ojos,  tu visión ya no será la misma y eso es cambiar tu vida".