Ho'oponopono es como un antivirus...

Ho'oponopono se hace para sanar aquello que hay en mi interior, en mis memorias y que lo estoy proyectando fuera a través de mis circunstancias, vivencias, personas, etc. Por lo tanto se hace para uno mismo. Lo que hay fuera es la película que yo he creado desde mi mente. 

Imagina que eres un robot con un ordenador en tu interior donde hay programas... Esos programas los instalamos nosotros pero somos inconscientes de ello porque tuvimos una etapa en la que no eramos conscientes (infancia) además de lo que arrastra por serie (árbol familiar). Pero, no vamos a pelear con la pantalla del ordenador ¿verdad?

¿Sabemos todo lo que hay en el ordenador? ¿qué trae de serie...? Memorias ancestrales… que aceptamos pero no lo recordamos... Vidas pasadas... etc.

¿Los programas base que le instalamos… ? Programas del inconsciente, creencias, hábitos, etc., instalados por nuestras vivencias de pequeños…

Sabemos que el ordenador funciona y lo utilizamos pero, normalmente, no lo abrimos y miramos dentro para ver cómo está hecho. Pues con Ho'oponopono trabajando en nuestro interior es lo mismo. Sabemos que funciona pero no necesitamos ver cómo circula por nuestras conexiones neurológicas o mente...

Si un virus que provoca un mal funcionamiento de algo se coló…, dices ¿esto qué es…? Bien, instalaste algo sin tener “conciencia” de ello. En el caso de un ordenador de verdad, vendría de compañero oculto al instalar otro programa o un virus se coló por internet (campo de información...) en él sin tu saberlo… y para eso está el antivirus. Ho’oponopono es un antivirus que está constantemente trabajando y repasando los programas para arreglarlos, solucionarlos, repararlos… traducido al humano: “sanarlos”.

No me sirve de nada querer hacer algo desde fuera por alguien o quejarme… y querer que sea ese alguien, que está fuera, quien haga el cambio por mí. Si yo creé el guión (consciente o no), si yo instalé (acepté...) esos programas, solo yo puedo cambiarlos. Esa es la bendición de Ho’oponopono, que nos devuelve el poder. Si yo lo creé, yo lo puedo volver a crear diferente, sanando y limpiando… para permitir algo nuevo y diferente.

Si limpio una tubería atascada eliminando la suciedad que la está bloqueando, el agua puede circular de nuevo por ella. La suciedad es lo que no nos gusta, lo que nos hace daño, lo que nos resta, lo que nos hemos creído… creencias limitantes, etc. El niño herido (inconsciente)…, El niño necesita ayuda para sobre vivir (biología de la supervivencia…). El niño no entiende de razones, solo tiene hambre, sed, necesidad de cariño, necesidad de atención, necesidad de abrigo, etc. No entiende de si algo está bien o está mal... El inconsciente no entiende de razonamientos, todo es lo mismo. 

Sana tu niño herido y sanarás tu vida. 

Sana tu inconsciente y sanarás tus proyecciones y manifestaciones inconscientes.