ESTÁ EN MÍ PERO NO SOY YO

YO  NO SOY YO

YO SOY YO Y MI SOMBRA

 

No quisiera seguir engañada

y convencerme de que no pasa nada

hay algo en mí que me cuesta explicar

y como pueden pensar que estoy loca

¿a quién se lo voy a contar?

 

Hoy te vi y que mal me sentí

te cuelas en mi conciencia

y te apoderas de mi

¡yo no soy así!

 

Piensas por mí casi siempre

actúas en mi lugar mayormente

cuantos momentos habrá en mi

que no me dé cuenta de que estas ahí

 

Si pienso en liberarme de ti

es energía perdida

si intento librarme de ti

¡en qué guerra me veo metida!

 

Pero saber esto no sirve de nada

si no transmutas su jugada

y no subestimes su capacidad

porque cuando menos te lo esperes

dominada de nuevo estarás

 

YO NO SOY YO

YO SOY YO Y MI SOMBRA

 

Si por leer esto piensas

pobre criatura ¡que poco cuerda!

solo puedo decirte: ¡vigílate!

porque en ti también se encuentra

 

La ceguera no nos libra de ella

la negación no impide padecerla

si te atreves a ir más allá

quizás puedas verla

ese será el primer paso

para comprenderla

y tal vez así

la aceptes como compañera

pero eso si

tendrás que hacer las paces con ella

vigilarla de cerca para que no te detenga

 

Prepárate para sentir la prisión

atrapada en tus propias rejas

¿Cómo vas a defenderte de ti?

es un verdadero sin vivir

la clave la encontrarás

si la dejas estar

y  mírala sin más

si la juzgas mas te complicarás

y en una rueda eterna seguirás

 

YO NO SOY YO

YO SOY YO Y MI SOMBRA

 

Me suceden cosas que no quiero que me sucedan, o no comparto por mi forma de pensar consciente, y a otros, en cambio, no ¿por qué al otro no le sucede? Aquí aparece el otro factor de la ecuación que forma parte de nosotros aunque no seamos nosotros y es “el inconsciente”. Simplemente, algo en mi hizo que esto… (tal o cual cosa…), sucediera y lo acepto, pero no soy yo. Esta reflexión me trae al recuerdo la inspiración de mi primer libro, no editado, "Regalos de Inspiración para el Corazón":