EFT - Técnica de Liberación Emocional

La “resolución de conflictos” necesita de la “liberación emocional”  


Ho'oponopono y EFT

Cuando estás pidiendo ayuda, aunque sea con Ho'oponopono y abriéndote a ella, entonces la vida te presenta otra oportunidad más de ayudarte a ti mismo. Vivir la compatibilidad de determinadas técnicas, con sus correspondientes herramientas, es una gran solución a tus bloqueos y necesidad de liberarte de ellos. Y es que,

la “resolución de conflictos” necesita de la “liberación emocional” porque son inseparables.  

Para fluir con la vida hay que liberarse de lo que impide que fluyamos con la vida.

Queremos solucionar nuestros conflictos, problemas, etc., pero sabemos que tenemos que dejar de preocuparnos si queremos que la vida nos muestre el camino, la forma de solucionar aquello que deseamos y en esto consiste Ho’oponopono (confiar en la divinidad-tu parte divina) utilizando la repetición de ciertas palabras y más herramientas pero, si la confianza falla, no hay nada que hacer.

Y es que, cuando hay falta de confianza y juicio hacia uno mismo porque uno no se sienta capaz de solucionar ciertos aspectos de su vida (ni contar si son todos los aspectos de esta…), uno puede venirse abajo y no soltar ni confiar según qué situaciones. Esto también son programas, memorias, lo que aprendimos, cómo interpretamos, cómo reaccionamos…

Mientras van llegando las pruebas que se deben pasar para ir dando pasos en el camino, uno podría dejarse absorber, o quedarse atrapado en los efectos emocionales, o físicos, que causan esas pruebas porque estén siendo muy duras (por ejemplo) y, en consecuencia, Ho’oponopono no será suficiente porque no conseguiremos soltar ni confiar, requisito imprescindible en esta técnica o filosofía de vida. Dejar que la divinidad, Dios, la vida…, actúe por nosotros necesita que nos liberemos de esos bloqueos que lo están impidiendo, que soltemos.

Si no confíanos en nosotros ni en la vida porque albergamos en nuestro interior memorias dolorosas, creencias limitantes, juicios, miedos, etc., que nos sabotean constantemente (incluso las técnicas que elegimos), tenemos que aprender a elegir bien si queremos avanzar con los resultados.

Entonces ¿qué hacemos? 

“liberarnos emocionalmente” de esas memorias dolorosas, creencias limitantes, juicios, miedos, etc. que nos impiden confiar y soltar esas expectativas.

En Ho’oponopono la liberación es muy sutil porque la práctica de sus palabras lo que hace, en principio, es dejar de seguir a los pensamientos. Pero la sanación real necesita de grandes dosis de confianza y constancia, de forma que si empeoramos, ambas tienen poco sitio en nuestra vida.

Aquí entra EFT, técnica de liberación emocional.

Cuando te liberas de una angustia interior, te quitas un peso de encima y entonces las cosas empiezan a fluir porque ya no bloqueas (lo que sea que estabas bloqueando) con esa emoción de angustia.

La angustia, preocupación, miedo, enfado, dolores físicos, etc., que has cargado por años…, los puedes solucionar en cuestión de minutos. Todo depende, siempre, de uno mismo, los procesos que debas seguir y la constancia.

Así es de entender que algunas personas digan sobre Ho’oponopono: “a mí no me funciona”. Y es que no soltar ni confiar apegado a las expectativas…,  es la gran barrera, las emociones fuertes lo bloquean.

Tener programas de auto sabotaje es una de esas grandes barreras y que son tratadas de una forma muy efectiva en

EFT, poder solucionar el problema de “la pescadilla que se muerde la cola”.

Te parecerá tan sencilla que no te lo creerás pero hay que saber hacerlo y ser constante. Eso lo vas a necesitar hagas la técnica que hagas.

Liberarte es permitir desarrollar los dones, habilidades, o capacidades, pero recuerda siempre que:

Nada se soluciona sólo por amor al arte, tener un don, no es suficiente

Paz Akua

(Visita en mi apartado Eventos "Sesión Grupal II") sanar-cambiando-paradigmas.webnode.es/eventos/