Como marionetas

Divagando en el espacio cerrado

por las barreras del generador impasible de pensamientos,

cableado inmenso y retorcido,

telarañas que se pegan como lapas

agarrando la esperanza con infinidad de trampas,

¡menuda estampa!.

De sus redes nadie está libre,

es engendrado desde los comienzos lejanos y olvidados.

Tremendo equipaje nos llevamos por pretender saber algo,

oscuras memorias escondidas en esas telarañas retorcidas.

Pero los caminos superados son compensados

y de maravillosos premios van acompañados.

Virtudes mil en abril,

señales hay para dar y regalar,

cuidando la mirada que se esconde bajo la almohada.

Bellezas por doquier y alguna has de coger

tremendo escaparate, procura que no te ate.

Con destreza caminas por senderos donde guardianes anidan,

procura atender a los reflejos que veras en miles de espejos

sintiendo la brisa del susurro que avisa para que no te aflijas.

Si sigues despejando el camino de telarañas

los que van detrás de ti liberados se van a sentir.

¡Bendiciones mil para ti!

Maripaz Morgado ("Regalos de Inspiración para el Corazón")