Acción o reacción

Reconocer, agradecer, soltar y confiar…, no significa que no tomemos decisiones, en realidad, las estamos tomando siempre. Dejar de preocuparse también es una decisión…

Hoy, una amiga, me hacía un comentario sobre esto: “es que como hay que dejárselo a Dios, soltar, agradecer…”. Un comentario importante y que he agradecido, a mí también me ponen a prueba, quizás más porque predico esta enseñanza, deseo compartirla y, por ello, siento que debo ser el vivo ejemplo de ella. Observo que cada vez que nos comunicamos siempre nos estamos ayudando unos a otros, seamos conscientes o no de ello, nos provoque felicidad o sufrimiento... Este comentario viene porque nos da la sensación de que no podemos actuar, nos crea confusión (incluyéndome a mi misma) pero no es eso exactamente. Es actuar desde el aradigma "interno" y éste nos cuesta mucho tenerlo en cuenta. Y, cuando algo nos afecta mucho (lo observo en mi) lo que hacemos es "reaccionar" para la supervivencia.

En esta actitud se trata de consultarle a Dios primero (Divinidad, Vida, Universo…), evitar la reacción primaria y nos relajamos para que inspiración pueda llegar. Pero si os diré que, también, en medio de una situación estresante que nos asusta, que podemos sentir incluso “pánico”, si nos acordamos de pedir ayuda y confiamos,  veremos cómo, en medio de ese caos, algo sucede. 

Reconoce lo que sientes, agradece el haberte dado cuenta, entrégaselo a…, suelta y confía. No pongas tiempo. No quieras saber cómo se solucionará. No necesitas saber a través de quién. Las respuestas, a menudo, son sorprendentes, no te lo esperabas y, si lo hubieses hecho queriendo, no te habría salido. Yo, muchas veces, hasta me rio de lo que me sorprenden.

Algunos dicen que el Universo es caprichoso…, cuesta comprender que no siempre necesitamos entender las cosas pero no es imposible y lo dice alguien que, con frecuencia, le gusta "entender" (se enseña lo que se necesita aprender) y creo, por propia experiencia, que se puede aprender a fluir con él, de hecho, lo hacemos muchas veces pero no nos damos cuenta. ¿Cuantas veces hemos confiado en que algo se solucionará?... o sabemos que irá bien..., ahí estamos soltando... 

Maripaz Morgado