¿De verdad necesitas controlar tanto?

Cuando las cosas se desbordan y descubres que no tienes todo el control sobre ellas

Aunque parezca una situación molesta cuando las cosas se desbordan, o como si quisieran fastidiarte, la otra forma de verlo es como una oportunidad perfecta para aceptar y soltar.  Es una forma de rendirse que no es igual a resignarse, porque no tienes por qué estar de acuerdo, pero te facilitará las cosas y se arreglaran mejor de lo que crees.

Como crees que tienes que controlar muchas cosas…, pues lo haces pero ¿y si no fuera así? ¿Y si la vida también controla tus cosas?  ¿Crees que no sabe lo que necesitas?

Hasta tus mejores sueños que nunca has podido imaginar están en su memoria pero está esperando a que te conozcas mejor para que te des cuenta y aprendas a dejarla actuar.

Querer conocerte para saber qué pedirle no es controlar nada, es ser consciente de lo que pides porque, aunque no lo sepas, estas pidiendo constantemente desde tus creencias, emociones y sentimientos, tanto de abundancia como de carencia y, de ahí, la importancia de saber de ti. Pedir es lo mismo que “atraer” y esto sucede siempre.

Si tu mejor confidente está dentro, y no fuera, tendrás más oportunidades de tener respuestas verdaderas. 

"La vida está dentro de ti y nunca deja de escucharte, escúchala tú a ella". 

*Desarrollo personal y espiritual, Mª Paz Morgado*